miércoles, 7 de abril de 2010

Poema "Eunice Odio" CMR



Eunice Odio

Y añadió: -No podrás ver mi faz pues
el hombre no puede verme y vivir.

Exodo, XXXIII, 20
Una visión legendaria, un elevado discurrir, un pensamiento,
-tal a Avila sus murallas y su gorjeante azul-
la rodeaban defendiéndola
de lo que, extranjero y hostil, podía herir.
Estoy hablando de tu frente.

A los lados están, asomando
como las alas de dos ángeles sumidos por un costado en el muro,
las dos orejas pálidas, acústicas,
precipitándose en el remolino del oído
hasta el fondo. Al estanque del tímpano
en donde se reflejan
el trino del ave, la nota del violín, el soneto.

Y sobre la pulida nariz que suele hundirse
nave en el oleaje de la rosa, buscando
una exacta respuesta de olor a su pregunta,
se encienden los dos ojos, desde la telaraña
redonda, minuciosa y azul del iris.

Y luego, del lecho fresco de los labios, donde tu juventud
parecía haberse tendido ya a sólo madurar,
de golpe, como el agua en los valles,
todo se lanza hacia los hombros y los senos...
Después de todo es quietud y desnudez sin fin.
(Sólo en el vientre, el vello.
Creciendo allí tal vez por la misma
secreta razón -aun sólo sabida por él- del musgo.)

Muchacha! tú estás sentada sobre la tierra. Miras.
Como lebreles tus largas manos posas:
seres armados, guardan la puerta de tu cuerpo.
Las dos perreras a la entrada del jardín.

He tratado de decir cómo eres;
de ponerte de nuevo delante de mí
oh muchacha desnuda! forma! perfección!
Porque aunque a menudo te vimos,
apenas nos percatamos de ti.
Hablamos mucho de tu gracia porque eso distraía
pero ¡qué poco sospechamos bajo el cariño de la piel
y entre el ir y venir de tu sangre atareada!

Creímos que eras bella solamente para ser
lecho oscuro del sol o chispa de la atmósfera
y no advertimos cómo sobrellevabas
ese penoso y duro oficio de las cosas bellas
que, tras de su dorada corteza luchan para
salvar al hombre de la Divinidad en bruto.

Porque tras de esa membrana, de esa ala de cigarra,
está escondido, tirante, alerta, lo otro. Detenido
de pronto en su exceso cuando todo iba a estallar.

Un poco más y el compromiso se habría establecido.
Un poco más y habría sobrevenido eso.
De lo que nadie osa hablar.

Pero de ello, si unos pocos tuvieron noticia es mucho.
Porque tú corriste a ponerte disimuladamente en la puerta,
y entonces ya no te vimos sino a ti, Antifaz!
con un pétalo soportando el golpe del ariete sagrado,
con un dedo menudo y perfecto evitándonos
en un diálogo el mayor de los riesgos.

Tú bisel, bisagra, ángulo, eres,
allí el nudo ciego de la lid, del combate
entre lo que intenta revelarse, obtener,
y lo que trata de poner al hombre al amparo
de lo que no podría soportar.

Por eso, para hablar de tu cabello, quise
resistir hasta ahora. Para decir
que está detrás de ti como un árbol
y como un árbol mucho follaje y sombra esparce.

Para ocultarnos lo que nos haría enrojecer y temblar:
el ajetreo de los ángeles, las poleas de lo monumental,
y al Dios mismo en plena tarea, con las dos
media-lunas de sudor alrededor de las axilas.

A veces a ti misma te esquivamos.
Tratamos de cubrirte con palabras
y adjetivos espléndidos, por temor
a ver entre tus pliegues algo de lo desconocido

pues ¿qué enorme compromiso no traería
haberlo visto aunque fuera una sola vez? Por temor
a conocerte demasiado, de llegar
a ser demasiado de ti y entrar en relación
con lo que ¿quién nos dice cuánto no sería capaz de exigir?

Pero tú entretanto, así,
como una estrella dentro de su armadura,
sonriendo
pones a todo esto un nombre
animador y andadero: belleza.
Y haces que de esta lucha, de esta
cuerda tensa
no brote ni oigamos los cercanos, nada,
nada, sino esa nota pura a la que el corazón
en medio de su afán y su gemir pueda un momento
asirse.

------------------------------------------
Diciembre, 1945 -España

Carlos Martínez Rivas
1924-1998

Video de CMR.

Poema “El Lector”, Panegírico a Don Salomón de la Selva Et In Memoriam


video

9 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Poeta camarada Melvyn:

    Buena entrada de esta oda del vate CMR a nuestra gran poetisa Eunice Odio. Quien tuvo vida trágica hasta el final. Fue encontrada muerta en su bañera tras de 10 de descomposición. Duro final.

    Sobre CMR, he hablado con varios poetas que compartieron botellas (copas sería un eufemismo) con él en los setentas y ochentas. Me cuenta el vate Alberto Fonseca que CMR andaba siempre en estado etílico, desgreñado, mal vestido, nervioso: si uno desconocía su estatura de poeta, pensaba de primera entrada estar frente a un indigente. Él tomaba mucho en el bar La Tómbola, en el puro reloj de Calle 12. La dictadura de Somoza pagaba su hotel aquí en Tiquicia y le daba una mesada respetable con lo que le alcanzaba para transcurrir de juerga en juerga. Cuando cayó el dictador en 1979 los comandantes del FSLN mantuvieron su estilo de vida por cuenta del Estado; después Violeta y Alemán, hasta su muerte. Qué repeto por un poeta!

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank.

    P.D. A causa de los conspiradores de la lista negra tuve que desempolvar las armas e hice de mi último post todo un circo. También te incluyeron. Seguro desean estar en tu "caligrafía". Si me extrañó que te apuntaras de seguidor en ese estercolero de blog.

    ResponderEliminar
  3. Sobre "superpoeta" y sus secuaces anónimos y por ende COBARDES. Gracias Melvyn, por prestar tu blog como "sala de juicio":

    Respuesta acerca de este tema a mi amiga Luissiana:

    Dices verdad. Y con este post-protesta y el anterior no he podido permanecer indiferente si los buitres me atacan colocándome en una lista de la envidia: en realidad eso es lo que mueve a estos señores sin rostro. Todo estaba pasable hasta que Juan Murillo se les unió con una teoría murillana (estando también enlistado), que desmantelé ahí mismo siendo sincero. Ahora resulta que hablo y escribo perfectamente el rumano, y lo peor, según Murillo también soy danteremixcrliteraria, a lo que respondí en un comentario de ese "blog" mi gran deseo de haber tenido esa gran capacidad de crítica destructiva, aunque no compartamos la escabechina que hizo de la novela y persona de nuestro amigo Alexánder Obando, quien como yo nos hemos hecho de una reputación franca de decir las cosas de frente y ante quien sea, aunque se caiga el mundo.

    Pero bueno, cierro el caso, aunque las hienas andan por ahí enjuiciándome en el ciberespacio. Lo que no sabe el "superpoeta" es que todo tiene un límite y no siempre ese seudónimo de envidioso redomado (porque no le conocemos una sola poesía) le servirá para ocultarse en la impunidad. Yo he ido a esos "blogs" y dejado mi comentario de frente, claro, los tipos son tan bajos que me inventan seudónimos para decir las cosas ("el ladrón cree que todos son de su misma condición"), cosa innecesaria si hablo con nombre y apellidos.

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank.

    P.D. Por supuesto amiga: escribiré poesía que es lo menos que ellos hacen. Jajajaja!

    ResponderEliminar
  4. PARA JUAN MURILLO (Al tenor de las teorías murillanas, ruégole amigo y camarada Melvyn, publicarlo).

    Trasladado del blog de "el Aviador". Sé que esto es pura holgazanería; hasta usted se tomó la molestia de crear teorías absurdas y ser un famoso holgazán por quince minutos. Yo tengo muchas teorías y de cosas muy importantes, pero me las reservo para no causar conmoción (de todos modos son supuestos y uno, si es serio, no arriesga la reputación por ellos).

    FRANK RUFFINO dijo...

    A Juan Murillo (y dejo este mensaje donde el vertió sus sandeces):

    Ya se va desnudando todo:

    1- "El Aviador": Mihail Emitrescu (no mascullo ni el inglés, menos hablar y escribir correctamente el rumano).

    2- "Superpoeta": es "superpoetisa": M.L. (solo vaya a los comentarios de mi último post, porque a como abrió la boca sin dificultad alguna, ahora haga un mínimo esfuerzo).

    3- Rossi: mi hermana María Rosa García Rufino (de buena gana acepta su identidad verdadera, que nunca se quitó, ni escondió bajo un seudónimo: le decimos "Rossi", como a Francisco "Frank".).

    4- "Danteremixcrliteraria": es homosexual y un crítico de antología, aunque sea destructivo; incluso, con más capacidad que usted (debería ser su alumno). NO PUEDO SER ÉL.

    5- "Galán sin Ventura": Soy yo carajo!

    6- "Adribeto": No tengo idea de quién pueda ser este engendro.

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank.

    10 de abril de 2010 19:25

    ResponderEliminar
  5. Tu poema es hermoso... con ese rojo de pasión, y blanco de leyenda, que perfuman tus palabras.

    ResponderEliminar
  6. Último comentario de este tipo.
    Era necesario parar a los abusivos.
    Final - Ruffino pide Tregua
    Por cualquier ofensa que le hayamos podido ocasionar, mis disculpas.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, "superpoetisa" porque eres mujer. Mejor todo así.

    Respecto al ratón Aguilar, y ahora que están de moda las teorías blogueras, tengo la mía: dado su silencio seguro lo devoró una linda minina.

    Abrazos fraternas en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank.

    ResponderEliminar
  8. De nuevo don perfecto Ruffino, que no lo es tal. Qué linda información: te echaron de la masonería porque un integrante no puede ser borracho, indisciplinado y sin la humildad suficiente, con ganas de escalar rápido llevándonse a sus superiores en banda como pretendía hacerlo usted. ¿Dónde estaba Ruffino hasta hace un año, antes de tener un blog? Aquí sí puede desbancar y crear oscuras conspiraciones como buen masón. Aparecer en un lista negra de primero no es coincidencia y es una abierta confrontación contra su persona. A usted se le debe neutralizar de alguna manera. Y eso haremos hasta desnudar sus actividades clandestinas que van más allá de escribir oscura poesía, por cierto, sin tanto valor como usted y algunos pretenden hacerle creer a todo el mundo. Sabrá de nosotros más humanamente.

    ResponderEliminar